Top
¿Tu primera vez en el blog? ¡Entra aquí!

El ser humano, el único ser racional: ¿Aprovechamos este don?

La razón es la principal característica que nos diferencia del resto de seres vivos. Mientras el resto está programado para hacer acciones en base a sus instintos, nosotros tenemos la libertad de escoger todas las acciones y pensamientos que realizamos o pasen por nuestra mente, no obstante, ¿Hasta qué punto ser racional es algo positivo?

¿Qué significa ser racional?

La racionalidad es una característica propia del ser humano que a grandes rasgos, nos permite elegir, al contrario del  instinto animal donde cada comportamiento está marcado desde su nacimiento.

El ser humano es capaz de pensar por si mismo y actuar en base a sus valores y creencias.

 ¿Un don o una maldición?

Tenemos la libertad de investigar avances en sanidad, tecnología, construir edificios increíbles, crear nuevas formas para obtener energía… Pero ahora viene la parte negativa, que en este caso, puede superar a todas las positivas, también somos libres para ser egoístas, permitir que la pobreza en el mundo no se erradique, provocar guerras con armamento cada vez más letal…

Hobbes fue el que mejor describió esto en una sola frase: “El hombre es un lobo para el hombre” Tenemos el poder de avanzar en la dirección que queramos, de cooperar juntos para conseguir propósitos que beneficien a nivel global, pero con toda la inteligencia que podemos llegar a alcanzar unidos, hemos decidido que el dinero sea el motor de todo nuestro mundo.

No digo que sea algo negativo, ya que está claro que tiene que haber algún sistema que ponga orden y permita que todo el mundo trabaje y mantenga todos los sectores activos. El problema llega cuando las personas que lo controlan, y no hablo de los ricos, sino de los políticos o las persona más influyentes a nivel mundial se dejan corromper por el y se vuelven avariciosas.



La razón es la culpable de la progresiva destrucción del planeta de varias formas:   la tala indiscriminada de árboles, contaminando los mares y ríos, emisiones de gases nocivos… Pero de nuevo, con esa razón, no somos capaces de simplemente cambiar.

Vemos políticas a largo plazo constantemente que tratan de limitar la contaminación, protegemos algunas partes del mundo por su valor histórico o natural, pero día a día seguimos atacando al mundo gracias al cual podemos subsistir.

Puede que nosotros seamos los que tenemos opción de elegir, pero estamos eligiendo sabotear todo lo que nos rodea, estamos eligiendo no coexistir en paz, estamos eligiendo una lucha continua por los recursos y estamos desarrollando facetas que el ser humano no tiene cuando es un niño hasta que la propia sociedad se las inculca. Puede que nosotros seamos los que tiene la razón, pero somos los únicos seres vivos que destruimos lo que nos rodea

¿Hay solución?

La razón es la solución para erradicar los mismos problemas que esta ha creado, pero de nosotros depende despertar, a ser posible antes de que sea demasiado tarde. El gran problema que tienen las personas es que muchas veces no son capaces de cambiar hasta que sucede algo realmente catastrófico, pero ese momento ya es demasiado tarde.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *