Top
¿Tu primera vez en el blog? ¡Entra aquí!

La educación actual: ¿Es realmente tan útil?

La educación actual se centra en enseñar una cultura básica a los alumnos, ampliándose más a medida que avanzamos de curso. ¿Es esta la forma más eficaz de enseñar?

El problema de la educación actual

Desde que eres pequeño te inculcan la idea de que la educación es algo obligatorio. Cuando incorporas una palabra de ese calibre estas produciendo que la educación sea algo negativo, un lugar donde no quieres estar, y como consecuencia, las aulas están llenas de alumnos desmotivados sin ningún interés por las asignaturas.

Cuando al fin terminan tantos años de tu vida dedicados a estudiar, recibes una nota en un papel, que te permitirá especializarte en la carrera que elijas, o bien acceder a alguna formación profesional.

La única manera de evaluar utilizada en cualquier centro es un número ¿A caso un simple número puede definir una persona? Hay alumnos creativos, otros con buena memoria, algunos pueden llegar a ser grandes emprendedores, otros tienen el don de liderazgo… no existen dos alumnos iguales, sin embargo, a todos se les califica mediante el mismo patrón.




Con ello estamos recortando gran parte de las posibilidades que puede tener una persona desde su infancia hasta su madurez.

La educación se centra en enseñar varias cosas de las cuales utilizarás muy pocas en tu vida, sin embargo, algo tan importante como la inteligencia emocional o clases para concienciar sobre los problemas que afectan el día a día, como por ejemplo las drogas o la discriminación, se tratan como un tema muy secundario.

El mundo está lleno de personas que no son capaces de controlar sus emociones, que se hunden ante el fracaso en lugar de aprender de el, personas que convierten pequeños problemas en grandes desastres para su vida… No obstante, la educación no se interesa por estos problemas, que cada vez afectan más a la sociedad.

La educación como llave para el cambio

La educación forma gran parte de la vida de una persona, nos pasamos en la escuela la mitad de nuestros días desde muy temprana edad hasta aproximadamente los 18 años, cuando comenzamos a elegir los estudios o preparación que nos llevará hacia el camino que hemos elegido.

En ese tiempo lleva décadas empleándose el mismo sistema educativo con una evolución mínima. Centrándose más en la sociedad que en el propio individuo. Algo que ocupa tanto tiempo en nuestra vida, debería de estar enfocado de una forma totalmente diferente, velando por el crecimiento personal y tratando de hacer del aprendizaje algo divertido y necesario.

Estamos en un momento en el que la sociedad vive de media mucho más estresada, y todos esos problemas pueden controlarse desde los cimientos de la educación.

 

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *