Top
¿Tu primera vez en el blog? ¡Entra aquí!

Diferencias entre ricos y pobres. Como forjar una mente que te lleve al éxito.

¿Alguna vez has pensado por qué unas personas triunfan económicamente y otras no? Los enchufes existen, pero la mayoría de ricos no lo son por este camino.  En este artículo descubrirás como piensa un rico para lograr la libertad financiera.

Diferencias del pensamiento entre ricos y pobres

Muchas personas tienen en cierto modo “odio” hacia los ricos. Tienen una imágen muy nublada de lo que significa tener riqueza. El hecho de ser millonario no te convierte en el diablo, al contrario de lo que mucha gente piensa.

En esta vida, si quieres conseguir algo, lo más importante es que lo desees.

¿Quieres ser rico pero criticas a aquellos que lo son? Entonces vas en mal camino. Ama lo que deseas. Si quieres hacerte rico, entonces ama el dinero, bendícelo, elogia a las personas que lo tienen.

Hay ricos malos, está claro, algunos habrán que han conseguido su riqueza de manera poco honrrada. Pero la gran mayoría son personas completamente normales que han añadido un ingrediente a su vida muy necesario: La perseverancia

Aquí está una de las claves principales del pensamiento de un rico. ¿Cómo enfocas los fracasos? Cualquier persona que alcanza una gran riqueza por méritos propios ha tenido un gran rival, el fracaso.

¿Qué hace a un rico ser diferente? No rendirse jamás. Si pretendes alcanzar una gran fortuna, debes ser ambicioso, y la ambición siempre tendrá riesgos de por medio. Lo más probable es que fracases a la primera, segunda e incluso tercera vez, o quien sabe, puede salirte todo bien desde el principio, pero rendirse es la única forma de fracaso.

¿Cómo se enfrenta un rico al fracaso?

Ha podido tener altibajos, pero lo importante es que nunca dejó de lado su meta. Gracias a eso ha podido llegar donde está.



¿Quieres ser rico? Piensa como tal

Muchas personas han tenido la riqueza en sus manos y simplemente la han dejado escapar. Es muy común ver en el telediario ganadores de loterías, botes en programas de televisión… Pero rara vez se vuelve a saber de ellos.

La mayoría lo gasta todo, y en pocos meses o años, su vida vuelve a estar exactamente igual. ¿Por qué sucede esto? Porque su mentalidad no estaba preparada para controlar ese dinero, faltaba un gran componente: La inteligencia financiera

Al igual que la inteligencia emocional, también es muy importante desarrollar la financiera, ya que esta te ayudará a administrar tu dinero de forma eficiente. La inteligencia financiera es la encargada de acercarte a la libertad económica tomando las decisiones adecuadas.

Si ves el dinero como una herramienta que solo sirve para gastar, lo gastarás todo independientemente de lo que ganes. Sin embargo, que pasaría si cambias el chip y ves el dinero como una herramienta para invertir. La respuesta es sencilla, ganarías más dinero.

Hay un factor que todos los ricos tienen muy en cuenta. En contabilidad se denominan bienes activos y pasivos ¿Qué quiere decir esto? Los bienes activos de forma muy resumida son los ingresos, mientras que los pasivos son los gastos. Si quieres ganar dinero, tus bienes activos tienen que ser superiores a los pasivos.

Aquí yace una de las grandes diferencias entre como piensa un rico y alguien que no lo es. Si observas los bienes activos de un rico, es decir, las fuentes que generan ingresos, encontrarás un gran abanico de ingresos: Acciones, inversiones en inmuebles, fondos de inversiones, proyectos…

Si por el contrario observas los activos de una persona que no es rica, rara vez encontrarás algo más que el salario.

Este es uno de los principales motivos por los que los ganadores de grandes premios terminan perdiéndolo todo. Acaban incrementando drásticamente sus bienes pasivos sin preocuparse por mantener o incrementar sus activos. Como es inevitable, siguiendo ese camino todo vuelve a la normalidad en poco tiempo.



Y por último… ¡actúa como un rico!

Para alcanzar lo más alto debes diferenciarte del resto. Si tienes un sueño, aunque sea demasiado disparatado, ve a por el. No importa lo loco que parezca, es tu sueño, no hay nada más fuerte que la voluntad de alguien luchando por su pasión.

Si hay algo que tienen en común todos los ricos es que nunca se echaron atrás cuando alguién desconfió de sus planes.

Si lo que quieres conseguir ya existe, infórmate de las personas que lo hayan logrado, estudia su vida, su forma de ser, sus comienzos, míralo todo con lupa, si un plan de acción ha funcionado una vez, es casi seguro que funcione otra siguiendo la receta adecuada.

Ahora que ya sabes como piensa un rico solo queda un paso que dar, si quieres ser rico, déjate de excusas y empieza a pensar como uno.

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Buen post, ya que creo que los pobres no eligen (elegimos) ser pobres, y muchos de ellos, como tu bien dices no saben ni por dónde empezar para mejorar su economía, aunque veo un poco exagerado el salto que das entre ser pobre y convertirse en rico, ya que entre esos dos casos hay un gran abanico de ‘clases’.

    • En efecto, muchas personas se resignan a tener problemas económicos porque en cierto modo es como están educados en cuanto a la forma de ver el dinero, rara vez se paran a pensar en que la libertad financiera es posible si enfocan la vida de otra manera.

      En cuanto al salto de clases lo he aclarado en la introducción separando en los 3 grandes grupos: ricos, clase media y pobres, para dar a entender que no es blanco o negro, no he querido repetirlo a lo largo del post para que no suene muy repetitivo.

      ¡Gracias por el comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *