Top
¿Tu primera vez en el blog? ¡Entra aquí!

El destino existe, y tu lo controlas el tuyo

La vida es muy complicada es una frase que se repite a menudo. La realidad es que no lo es tanto. ¿Cuántas veces has culpado a factores externos de no lograr el destino que deseas? Todas las personas nacen con un gran panel de mandos, y tú no eres una excepción. 

Este panel te otorga plena libertad de control sobre ti mismo, y por lo tanto, de elegir el destino que quieres alcanzar. Mira a tu alrededor y pregúntate a ti mismo ¿Estoy donde quiero estar? Si la respuesta es negativa, tienes todas las armas necesarias para darle la vuelta.

Es fácil buscar culpables o apuntar en otras direcciones, pero hay un punto en el que tienes que ser conscientes de que eres dueño de tus actos, y por lo tanto, de sus consecuencias.

Pides deseos, piensas nuevos propósitos de año nuevo, decides hacer ligeros cambios en tu entorno… pero pocas veces optas por el cambio que realmente quieres. Seguramente tienes vagas ideas de lo que deberías hacer para cambiar, pero una idea que no va respaldada de una acción nunca va a producir ningún cambio en el destino que decidas alcanzar.




Lo único que te puede impedir o permitir avanzar eres tú mismo, eres el único culpable de conseguir el destino que te propongas. En este mismo segundo puedes tomar una decisión que te cambie la vida y ser la persona que siempre has soñado, o simplemente, permanecer como has hecho hasta ahora.

Claro que hay personas con más facilidades que otras por la situación en la que se han encontrado, pero una persona que utiliza sus recursos apropiadamente es una fuente inagotable de poder. Si dispones de la mente y voluntad, tienes todo lo necesario para cambiar el mundo, o como mínimo, los planes que tiene el destino para ti.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *