Top
¿Tu primera vez en el blog? ¡Entra aquí!

Como descubrir tu vocación. Encuentra tu lugar en el mundo

¿Qué hago con mi vida? ¿Cuál es mi vocación? ¿Qué me dirá este test vocacional? ¿Debo conformarme con la primera oportunidad? Son muchas las preguntas que puedes hacerte en relación a tu futuro, concretamente a tu vocación. En este post intentaré (con suerte conseguiré) aclararte un poco las ideas y llevarte por el buen camino.

Cómo descubrí mi vocación.

Yo también estuve perdido, así que primero te voy a contar mi historia. Cuando terminé segundo de bachillerato creía saber lo que quería, fui directo a la carrera de economía. Tardé pocos meses en darme cuenta de que eso no “me llenaba”. No era la economía en si, ya que a día de hoy me sigue encantando.

Probé de nuevo suerte en una carrera completamente distinta, ciencias políticas, pero el resultado fue el mismo, eso no estaba hecho para mi. A la tercera va la vencida decían, por lo que sorprendentemente hubo una tercera (son demasiadas, lo sé). La última oportunidad se la dí a la carrera de historia, terminando trágicamente de la misma forma.

Esta última oportunidad aprendí dos enseñanzas muy valiosas:

  • El problema no era la carrera, sino el hecho de estudiar una carrera, ya que era una experiencia que no se adapta bien a mi. Daba igual las veces que intentara hacer algo distinto, la raíz del problema iba a permanecer eternamente. La sociedad inculca la idea de que los estudios, concretamente universitarios, son de máxima importancia. Esta situación en cierto modo me “obligaba” a pensar que unos estudios superiores eran la única salida. No obstante, parados con carreras no hay precisamente pocos.
  • La universidad y cualquier estudio se resume a un papel. Puedes tener más o menos conocimientos al acabarla según tu grado de implicación, pero siempre será un papel: el certificado por acabarlo. Salvo que quisiera ser médico o algo que necesito estar obligatoriamente certificado, ¿a caso no puedo adquirir los conocimientos de libros, internet, personas….?

Ahí fue cuando llegué a un punto de inflexión donde no me quedaba más remedio que descubrir que es lo que de verdad quería. Empecé a reflexionar sobre algo que siempre se ha mantenido inmóvil en mis gustos, algo en lo que destacaba y disfrutaba haciendo desde pequeño: escribir.

Cada vez que un profesor me mandaba hacer alguna redacción dejaba volar mi imaginación y escribía líneas y líneas sin necesidad de pensar.



¿Como puedes descubrir tu vocación?

Ahora que has leído mi historia de forma muy resumida, es probable que hayas sacado la idea clave:

Tu vocación no es cuestión de precipitarte al vacío contentando a los demás, ni tampoco es elegir algo que te guste, sino elegir aquello en lo que destaques y te veas haciéndolo todos los días de tu vida sin arrepentirte de haberlo elegido.

La vida no es blanco o negro, siempre hay varias opciones. Hacer un test vocacional no te va a dar la clave para descubrir tu futuro. Nadie te conoce mejor que tu mismo, por eso este camino debes hacerlo solo. Estas ante la decisión más importante de tu vida, ya que es la que decidirá como va a ser el resto de tu vida.

¿Qué pasa si te equivocas?

Aunque suene contraproducente, equivocarte es una de las mejores cosas que puedes hacer en la vida. En la vida no se aprende a base de aciertos, sino con ensayo y error. Un fallo es una enseñanza muy valiosa que te deja una huella el resto de tu vida.

Es muy fácil confundirte como yo hice, y no descubrir tu camino a la primera o incluso décima vez. Lo más importante es descubrir tu vocación, no hacerlo rápido, la paciencia es una virtud que debes tener siempre de tu lado.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *